lunes, 10 de febrero de 2014

Corum Admiral’s Cup AC-One 45 Double Tourbillon

El nuevo Admiral’s Cup AC-One 45 Double Tourbillon de Corum presenta un nuevo movimiento gran complicación: el calibre CO 1008 de cuerda manual. Posee un doble tourbillon asociado con un calendario retrogrado y un ingenioso sistema de corrección de las horas.


Desde hace más de dos siglos, el tourbillon es el símbolo de la precisión cronométrica. Concebido para compensar las variaciones de marcha provocadas por la gravedad terrestre en las posiciones verticales, a día de hoy sigue siendo una de las complicaciones más importantes y más difíciles de realizar. Por ello, al equipar a su nuevo calibre CO 1008 no de uno sino de dos tourbillones montados en paralelo, Corum realiza una verdadera hazaña al servicio de una notable fiabilidad, secundada también por una generosa reserva de marcha de 72 horas.
Al presionar la corona-pulsador, el usuario puede ordenar que la aguja de los minutos se posicione instantáneamente sobre el duodécimo índice para ajustar, de esta manera, la hora con la mayor precisión, y esto hasta cinco minutos antes y después del paso a la hora en punto.

El calibre CO 1008 encuentra en la emblemática caja dodecagonal del CORUM Admiral’s Cup un envoltorio a la altura de su perfección. Nacida en 1960, ésta fue rediseñada en 2013 al tiempo pero conservando sus códigos y rasgos distintivos. 
La caja alterna acabados pulidos y satinados, enarbola una construcción concebida por estratos, con inserciones de titanio tratadas con PVD negro que se deslizan entre el fondo y la carrura y luego entre ésta y el bisel, en un juego de volúmenes perfectamente dominado.
Con un generoso tamaño de 45mm de diámetro está disponible en en oro rojo 5N de 18 quilates o en titanio grado 5. Es hermética hasta los 300 metros.

La esfera, provista de índices y agujas luminiscentes, enarbola un motivo exclusivo desarrollado por Corum: el grenadier fendu: una composición de pequeños cuadrados entallados en diagonal, cuyo relieve está subrayado por el realce acuñado con los célebres gallardetes náuticos, signo emblemático del Admiral’s Cup.

Mientras dos tourbillones giran en la parte inferior de la esfera, una dinámica flecha roja indica la fecha retrógrada sobre el arco de círculo que se despliega en la parte superior, como una prolongación de las dos jaulas de tourbillon.

Su fondo abierto desvela la belleza del movimiento, que oscila al ritmo de 21.600 alternancias por hora. Con una moderna ejecución, y un acabado satinado horizontal y grabado gris antracita. Montado sobre una platina de cobre-berilio, una aleación a base de cobre particularmente resistente al desgaste, la corrosión y los campos magnéticos, manifiesta la voluntad de insuflar a sus complicaciones de excepción una notable fiabilidad a largo plazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

window.setTimeout(function() { document.body.className = document.body.className.replace('loading', ''); }, 10);